19 frases célebres de Gustave Flaubert para aprender a cambiar el chip

Apoyándome en frases célebres de Gustave Flaubert te invito a no dar por buenas las citas célebres y a añadir a tu lectura esa asertividad que tan bien te irá para cambiar el chip. ¿Te apuntas?

imagen de Gustave Flaubert, autor de estas frases célebres
Imagen del autor Gustave Flaubert, protagonista de este post de frases célebres para invitarte a cambiar el chip.

 

Gustave Flaubert escribió la magnífica obra Madame Bobary con la intención de «poner en su sitio» a las novelas romanticas que tan poco le gustaban. Y, al igual que Cervantes con su Quijote, se encontró con que ese personaje que había nacido para ayudar a ridiculizar un género no solo no se convertía en su azote o herramienta para conseguir más detractores sino que, además, se convertía en una herramienta de empatía, comprensión y, tal vez, amor de dichos autores por sus personajes más célebres. Por no hablar de las hordas de seguidores y el revivir de ambos géneros «por culpa» de sus creaciones…

¿A qué viene todo esto?

Pues a que en ocasiones, acercarnos a algo (sea cual sea nuestra motivación) nos lleva a apreciarlo de modos inesperados, tal y como te comento más abajo acerca de estas y otras frases célebres de Gustave Flaubert.

¿Por qué tomo estas 19 frases de este escritor francés, en vez de tomar frases inspiradoras y motivadoras que hay por doquier?

Porque este es un post-ejercicio y uno un post-ventanal. Quiero decir: este post es una invitación a nuestro intelecto a no quedarse con las frases bien sonantes y desestimar aquellas que puedan sonar raras o directamente fatal.

Una, al considerar a Gustave Flaubert como el padre de lo que se llama en escritura creativa el monólogo interior (ofrecerle a los lectores los pensamientos de los protagonistas de tu obra), pensaba que las frases célebres de este hombre serían preciosas muestras de empatía…

Y me topé con que ni tanto ni tan poco… Este mes, observando las efemérides próximas vi que se acercaba el aniversario de su fallecimiento y me dije: ¡vamos a practicar esto de cambiar el chip!

Entre estas frases célebres de Gustave Flaubert encontrarás frases con las que comulgo, y están aquí por eso, y otras con las que me atrevo a “pensar en voz alta” contigo.

¿Te apuntas a darle al tarro y a pensar por ti mism@ de la mano de Gustave Flaubert?

 

Un corazón es una riqueza que no se vende ni se compra, pero que se regala. G. Flaubert - ¡Compártelo: me ayudarás muchísimo!          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

El corazón, la implicación emocional con otras personas o con alguna causa en especial es, en sí, un regalo. Tal vez viviríamos mejor recordando este hecho, no solo con el corazón de los demás, también el propio.

 

El corazón es una tierra que cada pasión conmueve, remueve y trabaja sobre las ruinas de las demás. G. Flaubert.

Cuando la pasión por tus sueños, ambiciones o deseos toma fuerza en ti, incluso la mejor de las personas termina causando daño a los demás. Es preciso ser honesto con uno mismo, con las propias necesidades, tener en mente que merecemos ser felices (sin dañar gratuitamente a los demás) y recordar que las situaciones ideales son solo eso: ideales.

 

El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente. G. Flaubert.

Encontrar un equilibrio entre pensar en el pasado y soñar (o abrumarse) con el futuro sin que el presente quede difuminado a un segundo o tercer plano es una de las tareas más complejas para la mente humana ¿no crees? Recordar que el pasado es inmamovible, pero no nuestra forma de convivir con él es importantísimo. Aprender a  ver al presente como ese pedacito de futuro del ayer y valorarlo, experimentarlo y aprender de él se nos olvida demasiado a menudo, cachis.

 

Creo que sí mirásemos siempre al cielo acabaríamos por tener alas. G. Flaubert. - ¡Compártelo: me ayudarás muchísimo!          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

Esta, si me seguís en Twitter, seguro que la habéis encontrado más de una vez en mis tuits de dar los buenos días. ¡Y es que me encanta!

No hay nada mejor para la inspiración, para el acto de soñar y crear objetivos potentes que tener bien a la vista, y de forma constante el objeto de nuestros deseos. Si deseas conseguir algo, no te entretengas con lo que te sobra, con lo mal que te sientes por no tener aquello que mereces: sueña despierto, visualiza cómo te sentirás y cada paso en el camino hasta lograrlo. Si tienes eso todo resultará más sencillo.

 

Los recuerdos no pueblan nuestra soledad, como suele decirse; antes al contrario, la hacen más profunda. G. Flaubert

Los recuerdos no pueden hacerte daño. Es tu forma de interaccionar con ellos, tu forma de absorberlos o pensar en ellos, o, más aún, de pensar en ti con respecto a ellos. La soledad puede parecer un abismo para algunos. Estar solo, no obstante, puede permitirte adentrarte en tus necesidades y sentimientos, ponerles “cara”, incluso nombre, y que te resulte más fácil compartirlos con los demás. Así que la soledad puede potenciar, si aprendes a mirarla con otros ojos, tus relaciones sociales.

 

Cuando llegamos a viejos los pequeños hábitos se vuelven grandes tiranías. G. Flaubert. - ¡Compártelo: me ayudarás muchísimo!          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

Las rutinas y los hábitos son maravillosos en cuando a organizar tu día y conseguir más en menos tiempo… pero si nos olvidamos de añadir especias, sal, azúcar, todo tipo de condimentos, cuando le damos un bocado a nuestra vida puede parecernos insípida y que solo deseemos que llegue la siguiente parada en nuestro calendario para ver qué tal nos sale hoy. No olvides a tu niño interior, tengas la edad que tengas. ¿Qué le apetecería hacer con tu tiempo libre? ¡Permíteselo de tanto en tanto!

 

Cuidado con la tristeza. Es un vicio. G. Flaubert - ¡Compártelo: me ayudarás muchísimo!          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

La tristeza es una emoción natural y que tiene su porqué. Intentar evitarla puede anclarnos invisiblemente a ella. Permítete estar triste, que nada sucede por ello, y estáte atento a cómo vas experimentándolo. Si tu tristeza se prolonga en el tiempo, no “te la comas” tu solo. No tienes porqué.

 

Lo mejor de la vida se pasa diciendo «es demasiado pronto», y después es «demasiado tarde». G. Flaubert

Llevar una agenda está muy bien para organizarse, pero la vida debe ir más allá de calendarios, agendas, relojes biológicos y lo que digan los estándares para tu edad. ¿Quieres hacer algo? ¿Puedes hacerlo? ¿Verdaderamente lo deseas? Entonces no juzgues tanto tus pasos, ni tomes tan en cuenta las críticas de los demás. ¡Tal vez lanzándote a vivir con más plenitud, les contagies tu energía!

 

La humanidad es como es. No se trata de cambiarla, sino de conocerla. G. Flaubert. - ¡Compártelo: me ayudarás muchísimo!          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

Conocer a la humanidad, con sus sombras y luces, es una oportunidad grandiosa para aprender también a conocerse a uno mismo. ¿Qué te incomoda, qué te intriga, qué te molesta en los demás y por qué?

La humanidad y nosotros mismos como individuos no estamos para ser cambiados, sino para ser conocidos, con respeto, con compasión, sin juicios de valor que puedan llevar a construir muros entre nosotros, entre nosotros y nuestro bienestar.

Conociéndonos,  la mejora es más sencilla: surge natural y silvestre, como una bella margarita. - ¡Compártelo: me ayudarás muchísimo!          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

A los ídolos no hay que tocarlos: se queda el dorado en las manos. G. Flaubert

Idolatrar y ser idolatrado es peligroso: se crea un elevado nivel de expectación, en ocasiones que, por poco que “toquemos”, interactuemos u observemos, terminamos por sentirnos engañados. Más aún en estos tiempos en los que todos parecemos absorbidos por el mundo del Personal Branding que algunos entienden erróneamente como vender motos o humo por doquier. Sea cual sea tu perfil, no necesitas ser un ídolo, ni un infuencer: necesitas ser honesto contigo mismo y sentirte a gusto con lo que haces y quien eres, como bien explica mi querido amigo Vladimir Estrada en este post para XXX

 

Ser estúpido, egoísta y estar bien de salud, he aquí las tres condiciones que se requieren para ser feliz. Pero si os falta la primera, estáis perdidos. G. Flaubert

La felicidad va más allá, a mi entender, de poseer cosas, de tener amor incondicional por quien queremos que nos quiera, ni siquiera de tener una salud a prueba de bombas o una cartera repleta de billetes de trillones de dólares del señor Burns de los Simpson.

Ser feliz es posible si inviertes tiempo y energías en ser y sentirte agradecido cada día, en atreverte a mirar más allá de aquello que consideras necesidades y cuestionarlas.

La manera más profunda de sentir una cosa es sufrir por ella. G. Flaubert. - ¡Compártelo: me ayudarás muchísimo!          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

La vida no tiene por qué ser un drama, no tenemos porqué vivir canciones de Laura Pausini o Adele, basta con escucharlas, bailarlas. Empeñarte en vivir el amor, algo tan hermoso, desde las profundidades es posible que te haga sentir al borde del abismo de Helm. Y si no tienes por ahí a Gandalf el Blanco, el Gris o de cualquier otro color, será mejor que te recuerdes que el amor es mucho mejor cuando se experimenta de forma sana. Cuando es de tú a tú, cuando no requiere un esfuerzo sobrehumano o que tus almohadas huyan de casa hartas de tus achuchones y lágrimas.

 

La necesidad es un obstáculo indestructible; todo lo que sobre ella se lanza se estrella. G. Flaubert

Salvo los pensamientos constructivos.

A veces una necesidad bien mirada no es más que una “tontuna” de la sociedad moderna. - ¡Compártelo: me ayudarás muchísimo!          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

No permitas que las “tontunas” gobiernen tu vida.

 

A un alma se le mide por la amplitud de sus deseos, del mismo modo que se juzga de antemano una catedral por la altura de sus torres. G. Flaubert.

Añado que se mide por la amplitud de sus pensamientos, la amplitud de sus consideraciones, la amplitud de la tolerancia con la amplitud de los demás, que no tiene porqué ser un espejo de la propia.

 

Ten cuidado con tus sueños: son la sirena de las almas. Ella canta. Nos llama. La seguimos y jamás retornamos. G. Flaubert

¡Madre mía, cómo debía estar Gustave ese día!

Los sueños sí que es cierto que pueden encantarnos en el sentido hechicero de la palabra y llevarnos a la creencia de que todo es posible, si lo sueñas. Y esto no es así.

 

¿Qué posibilita tu sueño?No tu capacidad de soñar, sino la de llevarte a la acción con eficiencia. - ¡Compártelo: me ayudarás muchísimo!          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

Hay que esperar cuando se está desesperado, y andar cuando se espera. G. Flaubert - ¡Compártelo: me ayudarás muchísimo!          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

En los momentos duros, en los que parece que todo está perdido, tomar acciones no siempre suele ser una buena idea… nos puede llevar esa desesperación a hacer algo contraproducente, que provoque daño a los demás… o a nosotros mismos.

Estarse quieto, tampoco, ya que  normalmente los problemas no se marchan enfadados porque les ignores.

Amad el arte, entre todas las mentiras es la menos mentirosa. G. Flaubert - ¡Compártelo: me ayudarás muchísimo!          

Powered by Vcgs-Toolbox

 

El arte, en sus distintas versiones, es una de las cosas que más me gusta del mundo. La lectura y la escritura son vías de crecimiento, escape, aprendizaje, diversión… y el resto de ellas no quedan atrás en mi corazocito.

Las mentiras no gustan a nadie. Sin embargo, el arte no consiste en mentiras, sino en una interpretación de la vida. En la que el artista adquiere con quien se asoma a su arte el compromiso de proporcionarle algo con lo que pueda soñar e imaginar con facilidad, algo que pueda creer, pese a saber de antemano que es mentira.

Y, sobretodo, es una forma de mostrarte las luces y sombras del mundo que, de otro modo, tal vez pasarían desapercibidas para ti.

 

No lean, como hacen los niños, para divertirse o, como los ambiciosos, para instruirse. No, lean para vivir. G. Flaubert.

Leer es una forma de adentrarse en las formas de pensar y sentir de personas en distintas situaciones, épocas y lugares que proporciona un excelente ejercicio de empatía, que si no te termina de salir bien no pasa nada.

La literatura, la buena literatura, para mí no es la de textos grandilocuentes llenos de frases que subrayar, sino la de los textos que te acercan a personas que pensabas que no podías sino detestar. O que te muestran que toda vida tiene su aprendizaje para el resto, incluso la que parece más anodina o insípida.

 

No le demos al mundo armas contra nosotros, porque las utilizará. G. Flaubert.

No, si las perlas que soltaba este hombre… lo cierto es que algo de razón tiene. ¿Cómo era aquello: que somos esclavos de nuestras palabras? Si bien no hace falta que nos flagelemos cuando soltamos alguna burrada o comentamos algo acerca de nuestra forma de pensar o vivir que pueda perjudicarnos, no está el mundo entero esperando a que nos torzamos un poquito para abalanzarse sobre nosotros y devorarnos.

Sí que es cierto que hay personas que disfrutan de los errores de los demás, incluso que tratan de utilizarlos a su favor. Y este tipo de personas enseñan mucho: enseñan a como no comportarse y, también, a cuestionarse a quién es buena idea tener al lado y a quién no.

Si te equivocas… bueno, mejor dicho, cuando te equivoques, recuerda que todos lo hacemos. Que no es tan importante saber no meter una pata como recordar que puedes solucionarlo tan solo levándola.

 

¡Muchas gracias por leerme hasta aquí!

Si te ha gustado, por favor ¡comenta, comparte!

No olvides subscribirte a Por El Camino Azul si te interesa estar al tanto de las novedades de este sitio.

¡Y recuerda que podemos conectar en las redes sociales, mis links están en la barra lateral, junto con una selección de posts que pueden ser de tu interés!

 

¡Que la motivación te acompañe!

¡No te pierdas nada de Por El Camino Azul!
Subscribiéndote recibirás todas nuestras novedades en tu mail

¡Sin Spam!

Cada vez que un blogger hace spam

el vínculo con sus seguidores tiembla.

Puedes indicarme qué tipo de información no quieres que te envíe.




Rosa Palmer

Soy la creadora y principal blogger de Por El Camino Azul. Ex-Miembro y reportera de la iniciativa de orientación laboral Parejas Orientadoras. Colaboro periódicamente en La Nueva Ruta del Empleo. Mi vicio son las palabras. Adoro la vida, sus misterios, la comunicación y la creatividad. Me motiva la idea de difuminar la terrible frontera entre placer y trabajo. ¿Te apuntas?

¡Ahora te toca a ti! ¿Qué sientes con respecto a este artículo?

Uso de cookies

Por El Camino Azul utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz clic en el enlace si deseas obtener más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: