Texto motivador: Los límites de tu alma

Dentro de las actividades de un Curso de Comunicación Efectiva, nos propusieron escribir un texto inspirándonos en un lema. Esta es su historia ¿os apetece conocerla?

display-dummy-757451_640
A finales de la década de los noventa, si mal no recuerdo, compré mi primer ordenador. No era el primero con el que contaba, pero sí el primero que conseguía tras trabajar y ahorrar. En el pack en el que consistía mi compra existía un CD-Rom de la Enciclopedia Encarta.
Recuerdo que el CD-Rom de Encanta, entre sus llamémosles fantásticos regalos para las mentes inquietas,  disponía de unos inspiradores audios en los que podías escuchar, por ejemplo, poemas de William Blake o de Elizabeth Barret Browning. 

teHace más de una década me enamoré y pensé que Elizabeth se había quedado corta, que una podía amar más allá de los límites del alma. Que, de hecho, la magia de amar, amar sin red, sin límites, sin etiquetas,  provocaba un crecimiento en este alma.  Un crecimiento tan vigoroso que, incluso, podría llegar un punto en el que ese alma pudiera terminar viéndose desbordada y que dicho amor rebosara de ella.

Hoy, sin estar enamorada más que de la vida y del amor mismo (puede que justo como entonces), me he descubierto tomando otra bifurcación en mi ir más allá partiendo del poema «How do I love Thee» de Barret Browning.
Las palabras que estás a punto de leer forman parte de uno de los ejercicios que han surgido en el curso de Comunicación Efectiva al que estoy asistiendo. Debíamos encontrar un lema, y a raíz de él escribir un texto que comenzara y acabara con él. Ese texto, escrito en unos diez minutos, debía poder ser comunicado en tan sólo uno, ni un segundo más. A poder ser, ninguno menos.

Y aquí tienes el texto motivador…

 
Los límites de tu alma. De eso voy a hablarte en este instante: de todos aquellos límites, barreras, pesas en los tobillos que colocamos en el alma sin siquiera darnos cuenta.
¿Qué necesitas, qué te llevaría a vibrar más allá que cualquier otra cosa, de no existir la palabra «imposible», de no creer en el concepto «no puedo», de existir la magia incluso sin chasquear los dedos?
Piensa en ello, visiónalo, pálpalo, agárralo y hazlo tuyo. Es más: deja que eso que tienes en mente, en el corazón, brolle a través de ti, como el sudor en una eterna noche de delicioso sexo.

Ya lo tienes. Ya sabes cómo se siente, cómo te llena de plenitud, cómo te lleva a un estadio no superior, sino nuevo, vírgen, estimulante y bello.
Dime: ahora que ya conoces a tu yo libre ¿vas a dejarle escapar?  ¿Vas a recluirle en tu estado de hace justo un minuto? ¿Crees que existen, en verdad, los límites de tu alma?

¿Qué crees que es el alma?  Es más ¿crees en ella?
¡No te pierdas nada de Por El Camino Azul!
Subscribiéndote recibirás todas nuestras novedades en tu mail

¡Sin Spam!

Cada vez que un blogger hace spam

el vínculo con sus seguidores tiembla.

Puedes indicarme qué tipo de información no quieres que te envíe.




Rosa Palmer

Soy la creadora y principal blogger de Por El Camino Azul. Ex-Miembro y reportera de la iniciativa de orientación laboral Parejas Orientadoras. Colaboro periódicamente en La Nueva Ruta del Empleo. Mi vicio son las palabras. Adoro la vida, sus misterios, la comunicación y la creatividad. Me motiva la idea de difuminar la terrible frontera entre placer y trabajo. ¿Te apuntas?

¡Ahora te toca a ti! ¿Qué sientes con respecto a este artículo?

Uso de cookies

Por El Camino Azul utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz clic en el enlace si deseas obtener más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: